Categories Menu

Cómo mantener una buena salud espiritual

En muchas ocasiones únicamente nos enfocamos en la salud física y nos olvidamos de una parte que nos alimenta mucho más allá: el espíritu. Si deseas tener una buena salud espiritual, debes de leer el artículo siguiente. Aprende a dar gloria a Dios por todo lo que va a haces y lo que has hecho en tu vida.

A través de nuestra fe en todas las áreas de la vida, evitaremos mermar nuestra relación con la gente y con Dios. Existen muchas formas de mantener una salud espiritual adecuada y acá te daremos algunos consejos.

Consejos para una salud espiritual adecuada

Antes que nada, debes mantener una buena relación contigo mismo. La única persona que sabe cuál es la mejor manera de desarrollar un sentimiento íntimo de bienestar hacia tí mismo eres tu. Algunas de las estrategias que a menudo puedes ir realizando son: llevar un diario y escribir sobre tus sentimientos, escribir poemas o historias, establecer algunos puntos de tu personalidad, y hablar de tí mismo de una manera positiva.

De igual manera debes orar y hablar con el Señor. Antes de ir a la cama, toma unos minutos para decir algunas oraciones al cielo. Intenta ir a la iglesia con regularidad y mantener el contacto con el Señor Jesús, ten en cuenta que los has aceptado como tu guía.

La-solidaridad-de-las-empresas-hoy1-e1355390147444

Lee tanto como te sea posible. Ponte a estudiar nuevos temas y prueba cosas nuevas: esto no es sólo una manera de ejercitar la mente, sino también ser más inteligente.

Medita. La meditación es una forma importante de mantener una buena salud espiritual. La mayoría de las personas prefieren meditar en la mañana después de despertarse, o antes de acostarse, o incluso llegando a casa del trabajo o la escuela.

Puedes hacer además, sesiones de respiración profunda. Elige una parte de tu día en el que apagues el televisor, el iPod y el ordenador, y sólo debes concentrarte en la respiración profunda. Es un buen momento para estar en contacto con tus pensamientos y sentimientos.

Puedes además escuchar tu voz interior y seguir sus instintos. ¿Qué te dice esa voz? Por lo general, eso que oyes es la decisión correcta. Sigue tu instinto: no hagas otras cosas.

Alegría como parte de la salud espiritual

Ríete mucho y canta en voz alta tu canción favorita. Estas cosas simples pueden realmente mejorar la relación que tienes contigo mismo y con la vida en general. Aunque no lo creas, la alimentación y el ejercicio físico también te llevan hacia una correcta vida espiritual, si sientes que no estás a gusto con tu cuerpo, reconcilate con él y dedícate tiempo. Puedes incluso hacer algún tipo de ayuno o dieta que incluya esa modalidad. Aprende Más Aquí.

Además deberás hacer algo por los demás, todos los días. Realizar acciones de ayuda, dar dinero a la caridad, o ayudar a alguien a pasar la calle, te hará sentirte bien y tendrás la ventaja de hacer que otra persona se sienta bien también. Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad.