Categories Menu

¿Realmente el adulterio es tan malo?

El adulterio es la unión voluntaria entre una persona casada y otra que no sea su cónyuge. ¿Realmente para la iglesia es tan serio? No es sólo el hecho de tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, si no que representa un intento agravante en contra de la unión matrimonial.

Por supuesto que se debe tener en cuenta el hecho de que el adulterio se produce sólo cuando el matrimonio es válido. Por ese motivo se deben tener en claro algunas cosas:

1. La magnitud del pecado de adulterio. Por lo general se confunde la gravedad de este pecado con la del escándalo si se descubre, o lo que es lo mismo, se piensa que si no hay escándalo no hay gravedad. ¡Gran error! También se incurre en el error de creer que si nadie se da cuenta no se está haciendo ningún daño a nadie.

pareja1

El pecado de adulterio perjudica a la Iglesia y la sociedad, y por tanto es más serio de lo que se piensa. Este pecado tiene que ver con algo mucho más profundo, que es el hecho de romper la alianza con Dios.

2. Ningún pecado tiene una justificación. No se puede justificar el pecado, dejar que el adulterio suceda con una lógica de «Estamos bien y estamos felices», «Todo el mundo lo hace». No hay que buscar excusas para fomentar éste tipo de práctica.

3. Es preferible hacer sacrificios y renuncias y tener una conciencia limpia y clara que el tener lo que ofrece el mundo, pero con una conciencia culpable y lejos de la salvación. Jesús dijo: «No todo el que me dice: Señor,  entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos» (Mt 7:21). ¿Cuál es la voluntad del Padre? Respetar el vínculo sacramental a pesar de todo.

4. En una relación adúltera no hay amor. No hay amor en el pecado. Dios es amor (1 Jn 4, 8), el amor sólo existe en las relaciones bendecidos por él .

1

5. Uno sólo puede comunicarse en un estado de gracia. Él recibe la comunión que está en común-unión con Dios.

6. No trate de mezclar pecado con lo sagrado. Nadie puede decir si se ha cometido al menos un pecado mortal. El primer paso  para enfrentar el adulterio es la confesión con un buen cura, que tal vez conozca bien la historia de la persona.

 

7. Si la persona con la tienes una relación te ama realmente, entenderá siempre acerca de tu prioridad a Dios y tu salvación, y respete todas las decisiones que tomes que te acerquen a Dios.

3

El verdadero amor, nunca debe excluir a Dios o su bendición. Es por esa razón que siempre se debe llevar por un camino correcto cualquier tipo de relación, encuentra más consejos para tus relaciones y no permitas que  ésta caiga en errores que después puedas lamentar, al momento de rendir cuentas ante nuestro Creador.

Esperamos que éstos consejos te hayan sido de utilidad y por supuesto no olvides que ante la duda siempre, encomiéndate a Dios.