Categories Menu

Procesos de pena y duelo ante una pérdida de un ser querido

El duelo es un proceso normal y apropiado para adaptarse y seguir adelante con la vida después de una pérdida. Mucha gente piensa que el dolor puede ser demasiado y que incluso puede ir de la manos o relacionado con muchos otros eventos. Perder a un ser querido puede dar como origen a un tiempo muy cargado y muy traumático. Aunque hacer frente a la pérdida puede ser una experiencia profundamente personal, hay algunos pasos básicos y universales para el proceso de duelo. A continuación te vamos a decir, cómo superar las fases del duelo.

PASO 1: PERMITE HACER FRENTE A LOS SENTIMIENTOS

Hacer frente a la pérdida de un ser querido trae casi todas las emociones imaginables. Hay momentos en los que más de una emoción parece tomar fuerza a la vez, y puedes sentir como si estuvieras “volviéndote loco.” Es natural sentirse de esta manera, ya que es normal experimentar una serie de sentimientos diferentes.

Recuerda que estás en un tiempo de duelo y dolor que tus sentimientos son tuyos, y están muy dentro de la norma. Es importante para tu proceso entender que no haya algo “correcto” o “incorrecto” cuando se trata de tus sentimientos por perder a un ser querido.

PASO 2: PEDIR APOYO

Aunque puede haber momentos en que al hacer frente a la pérdida puedes desear estar solo, es importante que el algún momento busques un grupo de apoyo si sientes que las emociones se salen de control: amigos, familiares, un ministro o un rabino, y tal vez un terapeuta son todas las personas que pueden ayudarte en tu proceso de duelo. Ellos pueden ser una fuente de apoyo emocional. La muerte de un ser querido a menudo deja un gran agujero en la vida del sobreviviente por lo que es probable necesitar ayuda de más.

PASO 3: PERMITE VIVIR EL PROCESO DE DUELO

El luto y el duelo son un proceso. Es importante saber que cada persona tiene su propia manera de hacer frente a la pérdida.  Jamás debes poner un límite de tiempo a tu dolor. Debes permitirte experimentar las etapas del dolor a medida que surgen.

Varios estudiosos afirman que hay cinco etapas de la pena. Cada etapa es única y no necesariamente se experimenta en orden. Estas etapas son:

Negación: Esta parte es comprensible pues te resulta imposible creer que la pérdida de tu ser querido es real, y puedes estar en shock por la experiencia.
Cólera A medida que la verdad de la situación empieza a tomar fuerza, es normal sentir  ira y rabia. Este enojo puede ser dirigido a ti mismo, al ser querido por dejarte, a los doctores por no haber sanado a tu ser querido, e incluso a Dios.
Negociación: No es raro tratar de negociar ante la pérdida, por lo general con una entidad de mayor rango. No te sorprendas si te encuentras tratando de hacer un pacto con Dios
Depresión: La abrumadora tristeza que sientes es normal, y en la mayoría de los casos no durará para siempre. Es común sentir que la vida nunca será la misma.
Aceptación: Mientras que esta etapa final de luto y duelo se llama “aceptación”, esto se refiere a llegar a un acuerdo con la finalidad de la pérdida y avanzar con tu vida.

PASO 4: ABRAZAR LA VIDA

Mientras que el dolor de tu pérdida es real y debe ser sentida, vendrá un momento en que deberás comenzar a vivir tu propia vida otra vez. Trabajando a través de la superación de la muerte de un ser querido, llegarás a aceptar la muerte como una realidad. De esa forma te encontrarás con la capacidad de avanzar y abrazar tu vida sin tu ser querido a su lado.