Categories Menu

Guía para usar eficazmente un monitor de vigilancia de bebés

Un monitor para bebés te permite controlar a tu bebé mientras no te encuentres en la habitación. Los más simples y menos costosos son solo audio, pero la mayoría de los monitores en el mercado transmiten imágenes de video y sonido. Algunos también pueden rastrear los movimientos, la frecuencia cardíaca, el nivel de oxígeno, la temperatura corporal o la posición de su bebé.

En colaboración con VigilaBebesYA.com, hemos creado una guía con información muy precisa que te permitirá conocer exactamente cómo usar tu monitor de bebés.

Los monitores generalmente tienen un transmisor, que se queda en la habitación con tu bebé, y un receptor portátil (a menudo llamado “unidad de padres”) para el cuidador. Algunos monitores funcionan con teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras de escritorio para que los cuidadores puedan observar a sus hijos desde cualquier lugar.

Los monitores son particularmente útiles para los bebés que duermen en una habitación aparte de los padres y se despiertan por la noche para alimentarlos, cambiarlos o consolarlos. También son geniales para las siestas; puedes estar ocupado en otra parte de su hogar y escuchar cuando tu hijo necesita atención.

Cómo tener mejores resultados

Para obtener mejores resultados, coloca monitores de audio de 3 a 10 pies de la cuna de tu bebé para que puedan escuchar cada suspiro, gorgoteo y gemido. Puedes llevar el receptor por la casa o dejarlo enchufado a tu cama.

Los monitores de video deben estar lo suficientemente cerca para obtener una buena imagen de tu bebé. La prueba y el error deberían ayudarte a determinar la distancia ideal. Algunos monitores usan sensores que pueden pasar debajo de un colchón o colocarse en el cuerpo de su bebé; lee atentamente las instrucciones del fabricante y sigue todas las pautas de seguridad. Asegúrate de que todos los cables están al menos a 3 pies de distancia de la cuna de esa manera se hace mucho más eficiente el uso de los vigilabebés.

Indispensables como son, los monitores no carecen de defectos: las paredes de hormigón pueden bloquear las señales, y los teléfonos inalámbricos y los sistemas inalámbricos pueden interferir con la recepción.

Además, tu receptor podría captar las señales de audio de tus vecinos (y los tuyos). Los monitores de video que no encriptan sus señales también pueden darle a otras personas un vistazo a la habitación de su bebé, por lo que desea una con características de seguridad sólidas de esa manera el proceso de vigilancia se puede mejorar.

Los monitores que usan Wi-Fi no funcionarán en ninguna parte que carezca de una conexión a Internet, y los que usan redes de telefonía 3G / 4G no funcionarán donde su dispositivo no obtenga barras de señal.

Ahora ya lo sabes, el correcto uso de un vigilabebés depende mucho de ti y de tu contexto, es una de las mejores opciones cuando se trata de velar por la seguridad de tus hijos. No dudes en adquirir uno o varios de ellos y compartir ésta información con aquellos que pudieran estar interesados en la seguridad de los pequeños del hogar.