Categories Menu

Beneficios de tomar unas vacaciones acampando

Las vacaciones en familia, no necesariamente deben de ser costosas, la mayoría de los latinoamericanos podemos permitirnos un pequeño viaje de vacaciones si bajamos las demandas ante cada uno de ellos.

Un viaje de vacaciones en realidad puede ser simplemente tomar la tienda de campaña, colocarla en el bosque un fin de semana o pasar todo el día en un paseo en bicicleta. Las vacaciones no tienen que incluir viajes a lugares costosos.

Ya va siendo hora de que tomemos el camping como una buena opción para vacacionar, sobre todo si tomas éstas vacaciones con tus hijos.

¿Qué debes considerar antes de tomar unas vacaciones acampando?

Primeramente tener todo bajo control y tratar de llevar las cosas necesarias para el viaje, acá una lista de los más esencial:

1.- Lleva un equipaje adecuado, recuerda que solamente estarás en vacaciones por poco tiempo y en espacios que probablemente no sean los más cómodos, pero si lo más divertidos. Puedes comprar maletas antiguas como método para prevenir que tus maletas costosas se dañen en un ambiente poco favorecedor como climas húmedos, al momento de llevar una maleta antigua, seguramente la situación se verá mucho más en control.

2.- Dentro de ésta maleta lleva poca ropa, pero un buen kit de supervivencia y de medicina. No faltarán piquetes de mosquito, araña, algún tipo de rasguño que deba ser atendido; en ese caso siempre recomendamos llevar lo necesario para prevenir complicaciones de salud,  no olvides un vendaje sencillo, alcohol y vanditas curativas.

3.- Jamás olvides empacar frazadas calientes y suficiente comida enlatada, será tu salvación para éste tipo de casos.

Beneficios de tener una vacaciones en camping

  1. Es barato al punto de que podrás organizar varios viajes familiares al año si así lo desean.
  2. Más ecológico (ya que no tienes que tomar un avión o incluso conducir tu auto).
  3. Si no quieres llevar una caravana o una carpa puedes alquilar una cabaña en medio del bosque por poco dinero.
  4. Es increíblemente acogedor leer libros con una linterna dentro de la tienda y tus hijos lo amarán
  5. Hay muchos otros niños en el camping por lo que no faltará risas y diversión.
  6. Pasar las vacaciones en una carpa, caravana o cabaña de campamento lleva a los niños a ser mucho más felices. ¡No hay lugar para el aburrimiento!
  7. Tú y tu familia pueden viajar a ciudades coloniales o lugares boscosos dentro de reservas ecológicas, eso si, recomendamos que elijas lugares resguardados por la seguridad pública ya que resulta peligroso aventurarse a bosques alejados de la vigilancia.
  8. Cuando vas al camping, generalmente encontrarás duchas, inodoros y cocina. No vives completamente en el desierto. Así que no debes preocuparte por ello.
  9. Muchos campings tienen instalaciones como piscinas, toboganes de agua, etc. Esto puede ser similar a lo que se obtiene en los llamados “resorts” en el sur, pero a una fracción de su precio.
  10. Debemos viajar un poco más dentro de nuestro país, es realmente una experiencia para los niños el poder entrar en contacto con la naturaleza de su país.
  11. Conducir un coche durante horas puede ser estresante, pero también muy acogedor y puede ser una buena experiencia familiar para platicar sanamente.