Categories Menu

5 cosas de las cuales las parejas se han arrepentido de sus fotografías de boda

Elegir el fotógrafo adecuado es una de las tareas más importantes que tiene una pareja al momento de casarse, ya que las emociones del día serán inmortalizados en las fotografías, y es el deber de un buen fotógrafo: capturar completamente todas esas sensaciones. Pensando en ello, el fotógrafo Juan Gavira nos mencionó algunas de las cosas que lamentan los novios y que son comunes en la fotografía de boda, cuando no se tiene especial cuidado en la elección.

 

Fotos: Juan Gavira. Descubre más aquí.

1. No contratar a un profesional.

Una boda no es absolutamente nada barata, pero recuerda que lo bueno cuesta. A veces puede parecer caro, pero contratar a un profesional es esencial y el no hacerlo puede repercutir de manera negativa en el resultado final de las fotos de tu matrimonio. Recuerda que el fotógrafo estará allí, trabajando detrás de las escenas, por lo general sin ser visto así que merece la pena que él tenga una amplia experiencia ya que puede ser un gran pesar si las fotos del día no reflejan lo hermoso que fue la celebración, la emoción de tus invitados y todo el esfuerzo al planear tu día.

Asegúrate de contratar a un fotógrafo de bodas profesional, alguien que sabe lo que está haciendo y tiene una buena experiencia en el tema. Será la mejor y definitivamente no te arrepentirás.

2. No contratarlo para todo el tiempo

Puede que hayas contratado a un fotógrafo solo para cubrir la boda religiosa pero no para otros eventos memorables como lo son el grabar los momentos previos a la ceremonia, la fiesta, etc. Las fotos resultantes de ambos momentos pueden ser muy divertidos, cargados de una gran cantidad de emociones y sentimientos, de la emoción al nerviosismo.

Después de la ceremonia, los invitados y  novios, estarán más relajados, y es el panorama ideal para la captura de momentos memorables. Siempre es recomendable contratar un paquete completo para capturar todas los detalles..

3. No reunirse con tu fotógrafo antes de la fecha de la boda.

Es súper importante reunirse con él antes de la boda, porque si no lo haces su trabajo puede ser increíble, pero si crees que no hace falta especificarle lo que quieres esto puede reflejar en las fotos. Todos los fotógrafos tratan de asegurar que la pareja esté relajada y cómoda, sin embargo es posible que si no lo conoces y has platicado con él con antelación, la presencia extraña pueda reflejarse en las imágenes. Él puede incluso tener ideas creativas, pero quizá estas pueden no gustarte. Hablar con él antes, evitará malos ratos.

4. No tener un ensayo general antes de la boda.

Muchas parejas se arrepiente de no haber hecho una prueba  general previa al matrimonio y de lo que serán las fotografías por ejemplo, en la iglesia, de esa manera el día de la boda estarás muy tan acostumbrado a estar frente a una cámara y al fotógrafo.


5. No tener una boda “desconectada”.

Algo muy común en la época de los teléfonos con conexión a internet, es que todos desean hacer fotos, videos y ya nadie disfruta del momento. Algunas parejas optan por el método “desconectado” dónde se solicita que todos dejen a un lado sus dispositivos y puedan sentarse y disfrutar del momento con ustedes, sin sostener el teléfono, los iPads o actualizar el estado de Facebook. ¡Se trata de disfrutar del gran día!