Categories Menu

¡12 Consejos para los recién casados! ¡Tips para un mejor matrimonio!

La gente suele decir que en los primeros meses de matrimonio todo es dulzura y amor, siendo la luna de miel el máximo de felicidad, pero puede ser un periodo muy efímero en donde estarán entusiasmados con el futuro y, probablemente, totalmente cautivados mutuamente, pero si no han vivido juntos antes, tendrán que acostumbrarse a vivir juntos durante toda la semana, todos los meses de todos los años, pues el matrimonio es ante Dios, un sacramento para toda la vida.

Sin embargo, puede ser muy diferente la realidad de esta convivencia diaria para los nuevos cónyuges y suele ser bastante común el alterarse el uno contra el otro en los primeros meses de matrimonio porque las expectativas son muy altas, así que lean estos diez consejos para los recién casados para evitar algunos de los peligros potenciales:

Algunos consejos para los esposos nuevos.

  1. Vivir con Dios. Primero que nada, hay que recordar que el matrimonio es sagrado ante los ojos de Dios y ello debe templar nuestras emociones, si vivimos esa experiencia fruto de un amor puro y bendecidos en la Iglesia, tenemos ya un buen trecho recorrido.
  1. Ser un gran romántico. Si, el romanticismo nunca debe pasar de moda, y que mejor que ser detallista con tu esposo o esposa; he aquí unas dedicatorias para recién casados que te ayudarán en la relación.
  1. No se concentren demasiado en las pequeñas cosas. Lo primero que notarán son todos los pequeños rasgos y hábitos molestos que la pareja tiene para cada uno, por ejemplo: Juan nunca pone la tapa del inodoro y María empieza a ordenar la casa haciéndola muy femenina. No hay que centrarse demasiado en estas pequeñas cosas y no dejar que esto cause una discusión. Se necesita tiempo para encontrar un buen equilibrio y aprender a vivir juntos.
  1. Las cuentas claras. Una de las mayores causas de divorcio es el desacuerdo sobre el dinero. No es el más romántico de los temas a tratar en los primeros meses de la felicidad conyugal, pero cuanto antes el llegar a un acuerdo sobre cosas como el pago de facturas, el no tener una cuenta bancaria conjunta y el no comprar cosas a crédito, es mejor.
  1. No suspender las citas. Las citas y el romance no se detienen en el momento en que ustedes están casados y es muy importante que no se pierda el romance de la vida ahora que están casados. Y si el dinero es escaso en los primeros años, se pueden permitir el lujo de hacerse regalos bellos, alguna pequeña sorpresa de vez en cuando, o salir a cenar o al cine de vez en cuando.
  1. Tomar decisiones juntos. Recuerde que son ahora un equipo, y que se van a realizar decisiones en común. Esto es especialmente importante cuando se trata de economía, no se puede agotar el dinero en el pago de un mes para la nueva ropa y el maquillaje nada más, por favor hablen juntos primero.
  1. La comprensión de lo que es el engaño para el otro. Esperamos que el engaño real no esté en la agenda en los primeros meses del matrimonio, pero vale la pena hablar con su pareja acerca de lo que considerarían ser un engaño. Puede ser que ir a tomar un café o una cerveza con un amigo cercano del sexo opuesto sea completamente inocente, pero ahora que ya está casado, su cónyuge puede quedar muy afectado por esto.
  1. No se asusten cuando se presente el primer desacuerdo. Los desacuerdos suelen suceder en una relación, pero una vez que se han tratado, ¡puede venir como una sorpresa! No se preocupen o decepcionen después del primer desacuerdo, en lugar de ello, trabajen juntos para encontrar una solución al conflicto, así van a establecer un buen precedente: buscar siempre una solución a los conflictos.
  1. Siempre sean honestos con los demás. Ninguno de ustedes debe guardar silencio, si algo es realmente molesto, es mucho mejor para hacer frente a los problemas ahora que ocultarlos y sufrir en silencio. Aborden los problemas de una manera constructiva y abierta, para que no se vuelvan persistentes en su pareja, ¡actúen ya!
  1. No tengan miedo de ser independientes. No tengan miedo de ir a la habitación de al lado y leer un libro si la pareja está mirando algo en la televisión que no le agrada. No tienen que vivir en los bolsillos del otro ahora que están casados, y los períodos cortos de independencia son buenos para los dos.
  1. Recuerda que se necesita esfuerzo para hacer funcionar un matrimonio.

La mayoría de los matrimonios no se dan por sentado, necesitan un poco de esfuerzo, puede haber ocasiones en los primeros meses en las que se cuestionen si lo has hecho bien, si has tomado la decisión correcta. Si esto sucede, no se preocupen, acaban de tomar un gran paso en su vida, ¡ahora tienen que hacer que funcione!

  1. No olviden divertirse, ¡se trata de disfrutarlo! La fase de la luna de miel de los primeros meses del matrimonio es un periodo maravilloso, mismo que podría alargarse el resto de la vida, así que no se sientan demasiado abrumados por estos consejillos que se han propuesto aquí, sólo que les sirvan para reflexionar. Y recuerden que por encima de todo, esto está, sin duda, destinado a ser divertido, así que asegúrese de disfrutar del viaje y la experiencia!

¿Tienen alguna otro consejo para los recién casados? ¡Feliz día y que Dios los bendiga!